Alternativas reales a la financiación sin intereses

Poder comprar, aplazar el pago y que este no incluya recargo es el sueño de todas las familias. Es lo que se llama la financiación sin intereses, un servicio que algunos establecimientos ofrecen a sus clientes. Pero hay que ser cautos con esta aplaudida financiación al 0% que permite pagar nuestras compras sin pagar ni un céntimo de más, ya que podría incluir una letra pequeña un tanto desagradable. A continuación vamos a ver los detalles en los que hay que reparar a la hora de financiar compras sin intereses y qué alternativas existen a esta fórmula.

alternativas a la financiacion sin intereses

¡Descubre alternativas a la financiación sin intereses!

Qué es la financiación sin intereses

Lo primero, por supuesto, es profundizar un poco en este término. Por lo general, las personas efectúan el pago de la totalidad de sus compras en el preciso momento en el que se las llevan a casa. Sin embargo, es posible que en ocasiones los bienes que adquieren tengan un precio mayor, como es el caso de los ordenadores o electrodomésticos, por ejemplo. Entonces, la opción podría ser pagarlo en varios plazos.

Es una realidad que financiar nuestras compras en cómodos plazos siempre esconderá un coste. Por este motivo, la financiación a coste 0 no es totalmente cierta, es decir, detrás hay comisiones o algún gasto de gestión. Para que no te lleves ninguna sorpresa, lo mejor es fijarte en ciertos aspectos a la hora de financiar compras sin intereses.

Cómo asegurarte de que puedes pagar a plazos sin intereses

Cuando vas a financiar un ordenador u otro tipo de artículo, debes tener en cuenta diversos detalles para asegurarte de que, efectivamente, tu pago a plazos va a realizarse sin el pago de ningún extra. Presta atención a estos aspectos:

1.- TIN vs TAE. Estas siglas son las principales responsables de que se produzcan malentendidos. En el caso del Tipo de Interés Nominal (TIN), solo incluye los intereses, mientras que el Tipo Anual Equivalente (TAE) también contempla las comisiones y otros gastos derivados. Esto significa que siempre hay que hacer caso a lo que indica el TAE, ya que es el más completo y el que nos dará una pista más fiable y aproximada de lo que finalmente pagaremos. Por ejemplo, puede ocurrir que el TIN sea del 0%, pero el TAE del 7%. Así que el mejor consejo es que revises las condiciones de principio a fin.

2.- Cuestión de marketing. ¿Cómo es posible que un establecimiento ofrezca financiación a 12 meses sin intereses? La respuesta es simple: está buscando incentivar la compra. Ocurre exactamente igual en el caso de las promociones y descuentos. Es obvio que cuando una tienda aplica un 20% de descuento, por ejemplo, está tratando de promover la compra. En el supuesto de la financiación sin intereses, puede suceder que, o bien necesitan deshacerse de ese artículo o bien no te ofrecieron un descuento que correspondía y tratan de compensar de este modo.

3.- Atención a las comisiones y gastos de gestión. A menudo este tipo de financiaciones al 0% puede ocultar comisiones de apertura, de gestión, de estudio, de cancelación, etc. Conviene, en esta línea, consultar atentamente las condiciones que prestan las entidades y calcular financiación.

4.- Respeta los plazos de pago. Recuerda que una financiación es un producto parecido a un préstamo y, como tal, deberás respetar los plazos de pago. Te sorprendería la elevada cuantía que podrías tener que afrontar en el caso de un retraso. Así que lo más conveniente es no arriesgarte. No obstante, tampoco está de más que consultes las cláusulas en el caso de retrasarte en el pago, pues el negocio de muchas entidades está precisamente en estos supuestos.

Los créditos online: financiación rápida y gratuita

Si no te fías de la letra pequeña de ciertas financieras, lo mejor es ir a lo seguro. Los créditos rápidos, en este sentido, se posicionan como una alternativa real de financiación online. Hay diversas compañías que ofrecen este tipo de préstamos en Internet sin intereses. Se caracterizan por su inmediatez y su fácil acceso, ya que para solicitarlos solo es preciso disponer de conexión a Internet.

Plataformas como Credy permiten solicitar hasta 750 euros para poder comprarte un ordenador, un electrodoméstico o hacer frente a cualquier gasto inesperado y necesario. Esta clase de créditos online son totalmente gratuitos y transparentes. No llevan asociados ningún coste oculto para los solicitantes.

¿Se puede conseguir financiación sin nómina?

Se trata de una de las dudas más frecuentes de los compradores. Imagina que estás pensando en financiar electrodomésticos, por ejemplo, pero, ¿qué ocurre si estás desempleado? No tener trabajo no significa en muchos casos no disponer de ingresos recurrentes. Para solicitar un crédito online, necesitarás demostrar que cuentas con una fuente de ingresos válida. Esta puede ser la prestación por desempleo, la pensión por jubilación, etc. La financiación sin nómina, por tanto, es perfectamente posible.

Por supuesto, los requisitos varían en función de cada entidad. Es cierto que muchas compañías condicionan la financiación al 0% a la existencia de una nómina que garantice los pagos. La buena noticia es que con Credy no es imprescindible tener sueldo.

En conclusión

Nunca se sabe cuándo requerirás un ordenador portátil nuevo o se te romperá el frigorífico o la lavadora y deberás sustituirlos. Muchas veces las personas tienen gastos imprevistos que pueden superarse gracias a la financiación a 9 meses sin intereses y operaciones financieras similares. No obstante, es fundamental releer la letra pequeña para no llevarse un disgusto más adelante con los tipos de interés.

La financiación gratis, en muchas ocasiones, no hace honor a su apellido e implica el pago de comisiones y otros gastos con los que es posible que no contases. Por fortuna, existen alternativas reales totalmente confiables fuera de los circuitos bancarios convencionales. Los créditos en 24 horas de compañías como Credy representan una opción para muchas familias que necesitan realizar pagos imprevisibles y no saben bien cómo afrontarlos. Son totalmente honestos y sin letra pequeña. Si hay comisiones que pagar, se conocen desde el principio. No hay sorpresas desagradables, solo rapidez y eficacia.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!