¿Cómo solucionar mis problemas económicos?

¿Tienes problemas de solvencia y necesitas reconducir tu situación? En esta ocasión, desde Credy te proponemos una lista de consejos clave para saber cómo solucionar problemas económicos y no repetir errores en el futuro.

Cómo solucionar problemas de dinero

Un imprevisto que descuadra mis cuentas

Mucha gente está acostumbrada a gastar lo que ingresa y no dedica esfuerzos al ahorro. Craso error. Es importante, por mucho que cuesta, acumular durante meses de menor gasto una cantidad de dinero, por pequeña que sea, para meses en los que los gastos suelen ser mayores: vacaciones, el principio de la temporada escolar de tus hijos o navidades.

Es curioso observar que muchas personas intentan dar un giro positivo a su situación financiera empezando desde afuera. Piensan: “necesito un mejor trabajo, necesito más dinero para poder ahorrar y seguir con mi nivel de vida…”. Y un largo etcétera. Sin embargo, el cambio principal tiene que venir del interior de uno. Cambiar esa mentalidad es fundamental, y es que muchas veces creemos que no podemos gastar menos de lo que gastamos. Muchas veces no es así, salvo en situaciones demasiado graves.

Cómo solucionar problemas económicos: la clave, saber ahorrar

La clave para afrontar imprevistos en lo económico es saber ahorrar. Aquí te dejamos unas pequeñas claves para que en el futuro cambies esa mentalidad y sepas cómo solucionar problemas financieros desde el ahorro personal:

  1. Establecerse un presupuesto. Antes de que empiece cada mes, debes fijarte unos objetivos a alcanzar. Si se te da bien la informática y saber manejar hojas de cálculo, utilízalas para realizar tus cuentas. Acuérdate en tu presupuesto de los gastos variables que son los que suelen descuadrar las cuentas.
  2. Reducir gastos en la vivienda. Los gastos del día a día que tienes en tu casa suelen ser los primeros a los que hay que echar un vistazo a la hora de reducir gastos mensuales. A veces, comprar un electrodoméstico nuevo que trabaje de forma más eficiente, suele suponer un ahorro a largo plazo. Luego, lo típico: ahorrar al máximo en el consumo de agua y luz, no dejándose luces encendidas ni grifos abiertos sin que se estén utilizando. ¡Y mucho ojo con la calefacción!
  3. Comparar precios siempre. Comenta tus compras con amigos y familiares para conocer su experiencia con la compra de cualquier producto o servicio. Busca en cualquiera de los comparadores de precios online que hay en la red. La red es una herramienta increíble a la hora de buscar ofertas con grandes descuentos. Eso sí, ten cuidado. La desventaja es que Internet incita a la compra compulsiva, algo que tendrás que evitar sí o sí para ahorrar.
  4. Evitar caprichos y compras compulsivas. Al hilo con el punto anterior, si queremos llegar a nuestros objetivos presupuestarios, debes evitar cualquier cosa que no necesites. Si tu situación es tan delicada como para tomártelo tan en serio, seguro que puedes evitar comprar cualquier cosa que no necesites urgentemente.
  5. Vende lo que no necesites. Todos tenemos alguna cosa que no usamos y prácticamente todo se puede vender. Existen muchísimas aplicaciones (Wallapop, por ejemplo) y casas de compraventa de segunda mano (CashConverters).

Estas medidas pueden ayudarte a la hora de prevenir situaciones de riesgo en el futuro. Pero, ¿y si necesito liquidez en este mismo instante y no puedo conseguir el dinero para afrontar cualquier apuro que necesite ahora mismo? En Credy, te lo ponemos fácil. Préstamos urgentes que podrás conseguir en menos de 15 minutos.

Cómo solucionar problemas económicos con Credy

No te preocupes, te explicamos cómo solucionar problemas económicos de este tipo para afrontar cualquier situación inesperada que han dejado temblando tus cuentas. Para ello, te presentamos los préstamos personales online. Justo lo que necesitas: préstamos online de manera inmediata. Dinero al instante para solucionar cualquier situación económica puntual adversa.

Podrás conseguir hasta 800 euros, si tu solicitud es aceptada. ¡Y los requisitos son mínimos! Tan sólo necesitas ser mayor de edad, tener una cuenta corriente y disponer de unos ingresos más o menos estables. Además, el proceso de solicitud es muy básico. Sólo necesitas rellenar un pequeño formulario para acceder al préstamo.

¿Aún necesitas más razones para conseguir tu dinero ya con Credy? Pues lo mejor de todo de estos préstamos es que eres tú mismo quien pone las condiciones en cuanto a la cantidad exacta que necesitas y los plazos de devolución. Todo exactamente a tu medida, según tus intereses. Si tienes alguna pregunta, no dudes en consultarnos. Estamos siempre disponibles.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!