La respuesta es: sí. Gracias a portales online como Credy.es, los créditos urgentes son posibles. Lo que hasta hace poco se demoraba días, semanas e incluso meses en una oficina bancaria, ahora está disponible en apenas unos minutos. Aquí te contamos en qué consisten estos préstamos rápidos online, cómo solicitarlos y en qué emplearlos.
Créditos Urgentes con Credy.es

En qué consisten los créditos urgentes

El concepto de crédito urgente es sencillo y reúne estas características:

  • Importe moderado: en Credy.es tienes la opción de elegir una cantidad de dinero entre 50€ y 750€, suficiente para solucionar numerosos problemas económicos.
  • Plazo flexible: la devolución del importe se realiza en un plazo de entre 1 día y 30 días, a elegir por el cliente. Y se lleva a cabo normalmente de una sola vez. Eso evita largos calendarios de cuotas, que atan de pies y manos al cliente y encarecen el préstamo.
  • Inmediatez en el cobro: en la mayoría de los casos, el dinero solicitado se tiene en la propia cuenta bancaria en apenas 10 minutos, un periodo impensable hasta hace bien poco.
  • La comodidad de hacerlo todo online: para solicitar estos créditos no hace falta desplazarse a ningún lado, pues todo el trámite se realiza a distancia, por Internet (registro, solicitud, cobro y devolución).
  • Con total seguridad: en el caso de Credy.es, el cifrado SSL de cada operación garantiza una total privacidad y seguridad en todas las fases del proceso. Además, el sitio web está protegido por el prestigioso Comodo Internet Secure.
  • En cualquier lugar:  gracias al diseño responsive de Credy.es, el usuario puede hacer uso de nuestro portal web desde smartphones y tablets, con el único requisito de contar con conexión a Internet, que puede ser tanto WiFi como móvil.

Cómo se solicitan nuestros créditos urgentes

Para poder disfrutar de este tipo de préstamos rápidos, hace falta seguir cuatro sencillos pasos:

  1. Elige cantidad y plazo: lo podrás hacer cómodamente a través de los dos selectores de la Home o de la parte derecha de esta página.
  2. Rellena los datos personales para completar la solicitud: información como el nombre, la cuenta bancaria o la dirección de correo electrónico es imprescindible para poder tramitar el préstamo personal.
  3. Úsalo a tu gusto: tras unos minutos, recibirás el dinero en la cuenta indicada. Desde ese momento puedes disponer de él como quieras.
  4. Devuélvelo: antes de que se cumpla el plazo elegido por ti, deberás devolver el importe total del préstamo de la forma indicada por el prestamista, de lo cual te informaremos puntualmente.

Quiénes pueden solicitar un préstamo urgente

La mayoría de las personas mayores de edad pueden solicitar un crédito urgente en Credy.es. De hecho, nuestra tasa de aceptación de solicitudes es superior al 90%, es decir, que 9 de cada 10 solicitudes recibidas son aprobadas. Además de la edad, uno de los requisitos imprescindibles es contar con algún tipo de ingreso habitual, ya sea una nómina, una prestación por desempleo, una pensión o cualquier otro concepto que se pueda demostrar.
Además, existen otros supuestos que también tienen cabida en Credy. Por ejemplo, formar parte de listas de morosos, como ASNEF o RAI: tener un historial crediticio negativo no es una razón para denegarte el derecho a la financiación. Por otro lado, en nuestro portal web tampoco son necesarios avales, ya sean bancarios o personales.

Ejemplos para los que puedes usar un crédito urgente

En Credy.es no te preguntamos en qué utilizarás el préstamo solicitado, por lo que eres libre de usarlo como quieras. A modo de ejemplo, estos son algunos de los fines más habituales:

  • Imprevistos relacionados con la salud: una intervención de emergencia en el dentista es un caso posible, pero también la compra de unas gafas graduadas en la óptica por pérdida o rotura de las viejas.
  • Gastos legales de todo tipo: nadie está a salvo de una multa de tráfico o una incidencia con Hacienda. El importe de hasta 750€ de Credy da para solucionarlos y para evitar problemas futuros, como recargos o sanciones.
  • Retraso en el cobro de la nómina: con la crisis, es una situación que se repite más de lo deseado. Y aunque tu empresa no te pague, tú sí debes seguir cumpliendo con la hipoteca, el alquiler y los recibos. Nuestros préstamos rápidos online son una ayuda cuando más se necesita.
  • Gastos imprevistos e inaplazables: aquí tienen cabida situaciones muy diversas, como la reparación urgente del coche o el pago inmediato de una factura de la luz.

Y para situaciones no urgentes, también

Además de todo ello, muchos son los usuarios que recurren a nuestros créditos urgentes simplemente como una herramienta de financiación más. Es el caso de los emprendedores que necesitan un empujón extra en la puesta en marcha de su negocio, profesionales en busca de liquidez, estudiantes que quieren complementar el importe de la beca o familias que buscan un balón de oxígeno en periodos delicados en lo que a gastos se refiere, como Navidades, la cuesta de enero o las vacaciones.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!