La vida no se detiene hasta que llenes el papeleo

dinero-para-prestamo

A lo largo de la historia, conseguir un préstamo ha sido una cuestión de confianza. Si te doy algo y prometes devolverlo ¿puedo confiar en que lo harás? Este es el supuesto y el principio bajo el cual están constituidos los bancos. Las personas les confían su dinero y a veces cuando necesitan más de lo que actualmente tienen, los bancos confían en ellos y les dan créditos. El problema con el proceso tradicional de préstamo es que en su mayoría es tedioso y demorado. 

Digamos que tu coche se descompone o tienes alguna otra cuestión importante. Necesitarás dinero rápido. Esperar días, a veces incluso semanas simplemente no es una opción. La espera puede ponerte en una situación que aumente tu crisis. Por ejemplo, quizás no puedas desplazarte hasta tu trabajo lo que resultará en una pérdida de salario. El hecho es que tal vez no siempre cuentes con el lujo del tiempo y debas considerar préstamos inmediatos en línea. 

Proceso tradicional de solicitud de préstamos vs. Créditos en línea – ¿cuál es la diferencia?

Solicitar un préstamo de manera tradicional significa mucho papeleo y principalmente visitas personales al proveedor del préstamo. Posiblemente tengas que conocer al consejero de préstamos, proporcionar certificaciones de trabajo u otros documentos. La evaluación de tu información no se realizará al instante. Usualmente, hay una comisión que la evalúa y decide si eres elegible para el préstamo y si es así obtendrás la cantidad que necesitas. 

Con los créditos en línea, este factor humano es innecesario. No tienes que desplazarte físicamente a ningún lado. Este puede ser un factor muy importante para las personas que viven lejos de las grandes ciudades y de las oficinas bancarias que generalmente trabajan con el horario laboral normal. El beneficio más destacable de conseguir préstamos en línea es la flexibilidad. Tú eliges el tiempo, la cantidad, los plazos. Puedes solicitar un préstamo en mitad de la noche si lo deseas. Este es un método mucho más práctico en comparación con el “tradicional horario laboral”.

El proceso normal con casi todos los préstamos inmediatos en línea puede describirse en algunos pasos simples. Elige un prestamista, llena el formulario, espera algunas horas hasta que revisen tu historial crediticio y recibe el dinero en tu cuenta, listo para usarse. En realidad eso es todo. Esto explica por qué este tipo de solicitud cada vez es más y más popular entre las personas con diferentes necesidades financieras. 

¿Qué tipo de créditos en línea existen y cuál debería elegir?

Hay muchos proveedores de préstamos ahí fuera, por eso es entendible que pueda ser un poco abrumador encontrar el idóneo para ti. ¿Por dónde deberías comenzar?

Primero, piensa en el tipo de préstamo que necesitas. Las compañías de préstamos online cada vez más hacen énfasis en los tipos específicos de préstamos – quizás hayas escuchado de algunos (préstamos inmediatos en línea, por ejemplo). Esto significa que tienen un enfoque personalizado y subdivisiones especiales para las necesidades diferentes. Debes tener una idea clara de para qué necesitas el dinero. Ya sea para el pago inicial de una hipoteca, toda la hipoteca, gastos de viaje, un incidente inesperado con algún artículo doméstico, problemas con el coche, una celebración de boda o cualquier otro evento, o simplemente necesitas algo de ayuda financiera con múltiples fines. Las cantidades grandes se pagan en diferentes cuotas. El prestamista puede elegir cuál será el periodo de pago y de ese modo ajustar el monto en pagos mensuales. 

Otrospréstamos que también son muy populares y solicitados son los préstamos inmediatos en línea. Estos son cantidades relativamente pequeñas de dinero para un corto periodo de tiempo. En algunos casos, estos préstamos pueden otorgarse en apenas una hora. El periodo es corto, lo que significa que usualmente pagas el dinero en un mes. Muchos consumidores prefieren este tipo de préstamo porque no hay que adquirir un compromiso a largo plazo con muchos pagos. 

Haz tu propia verificación

Si sientes que los créditos en línea son algo que se ajusta a tus necesidades, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de hacer la solicitud. 

La facilidad para conseguir un préstamo no significa que no debas tener algunas cosas presentes. Siempre calcula la cantidad que puedes permitirte. No solicites créditos en línea que tengas que pagar a costa de tus necesidades básicas (alimentación y vivienda). Solamente haz la solicitud si cuentas con una fuente confiable. Sería inteligente investigar un poco a la empresa – dónde está ubicada, una búsqueda básica en Google sobre su reputación y otras cosas – los préstamos en línea generalmente son seguros pero siempre vale la pena hacer alguna verificación básica. 

Credy trabaja con los prestamistas más confiables del mercado. Credy no ofrece el préstamo, pero es un intermediario entre el cliente con la necesidad financiera y la empresa que puede ofrecerle préstamos inmediatos en línea. 

Por lo tanto, Credy ya habrá hecho una gran parte del trabajo por ti. Investigamos a nuestros socios rigurosamente y no tienes que preocuparte de que la empresa que ofrezca préstamos en línea no sea confiable. Podemos encontrar el prestamista adecuado para cada cliente con su propia necesidad financiera. 

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya! 

El proceso de solicitud con Credy es fácil y transparente. Primero, abre una cuenta con nosotros. Luego, llena un sencillo formulario en nuestra página web. Tienes que proporcionar alguna información básica - nombre, número de identificación personal, correo electrónico y número telefónico. Elige la cantidad que necesites y el periodo de tiempo que necesitas para pagar. Esto es todo lo que tienes que hacer para solicitar un préstamo con Credy. 

Después de enviar la solicitud, el prestamista se pondrá en contacto contigo si se necesita información adicional y en poco tiempo el dinero estará en tu cuenta. 

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!