¿Cuáles son los préstamos más fáciles de conseguir?

La variedad de préstamos personales ha crecido notablemente en los últimos años. Unos ofrecen unos plazos más flexibles, otras unas cantidades más elevadas, algunos ponen el acento en comisiones más competitivas… En este post nos vamos a centrar en un aspecto que no es ni mucho menos secundario: la facilidad para conseguirlos, tanto a la hora de lograr un SÍ por respuesta como a la hora de tramitarlos. ¿Cuáles son los préstamos fáciles con mejores condiciones? Pues bien, en estas líneas vamos a comparar los créditos tradicionales frente a los online para saber qué modalidad ofrece los préstamos más fáciles de conseguir.

Préstamos fáciles: facilidades en cuanto a la aceptación

Si hablamos de préstamos fáciles, un primer nivel de comparación es el del ratio de aceptación por parte del banco o la compañía financiera. Es decir, las posibilidades de que la entidad diga SÍ a una solicitud de crédito. En este aspecto, las posibilidades de aceptación son claramente más bajas en los bancos y más altas en Internet, por lo que se tratan de préstamos más fáciles de conseguir. Mucho más fáciles, ya que Credy.es, por ejemplo, cuenta actualmente con un ratio de aceptación del 90,79%. O dicho de otra manera: más de 9 de cada 10 peticiones de crédito son aceptadas en nuestra web.

Los bancos son mucho más restrictivos en cuanto a requisitos personales. Muchas entidades deniegan préstamos a los solicitantes por no tener una nómina fija y a tiempo completo o por no disponer de avales o garantías personales suficientes, entre otros motivos. Sin embargo, para las entidades que prestan servicios financieros en Internet no suelen ser necesarios este tipo de requisitos, lo que les convierten en préstamos fáciles de adquirir para casi cualquier persona. De hecho, en nuestra web vamos más allá y concedemos créditos a aquellos que forman parte de las listas de morosos, como ASNEF o RAI, algo que es impensable en bancos y entidades crediticias. Quienes estén registrados en alguna de estas listas de morosos lo deberán indicar en el momento de realizar la solicitud, pero a modo informativo, por lo que no es una razón excluyente. Si fueran aceptados podrían optar por un préstamo con asnef online.

Esta relajación de las condiciones en Internet es en realidad un signo de confianza hacia los usuarios. Es un modo de hacer ver que todo el mundo tiene derecho a acceder a la financiación y que, pese a las dificultades y la crisis, los clientes que sí cumplen con su palabra y devuelven el importe total de su crédito.

¿Qué es lo que permite a las páginas web como Credy ser menos restrictivas y más abiertas en la concesión de préstamos fáciles? Principalmente, el hecho de que las cantidades a prestar no son demasiado elevadas, por lo que todo el mundo está en condiciones de hacer frente a su devolución. Es decir, además de ser los préstamos más fáciles de conseguir, son préstamos fáciles de devolver. En Credy otorgamos hasta 750€, una cantidad que no hipoteca la economía personal sino que se concibe en realidad como una herramienta más de financiación cotidiana.

prestamos faciles de conseguir

Préstamos más fáciles de conseguir: ¿cuáles son las tramitaciones más sencillas?

También se puede analizar estos préstamos fáciles en relación al proceso de tramitación: ¿cuáles son los créditos con un proceso de solicitud y recepción más sencillos? En este caso, nuevamente se imponen los préstamos por Internet. En primer lugar porque tienen una disponibilidad plena: la página web está siempre ‘abierta’, a diferencia de las oficinas bancarias que tienen unos horarios a menudo incompatibles con los quehaceres cotidianos. Por otro lado, la irrupción de los smartphones y las tabletas, unido al diseño responsive de páginas como Credy, han hecho que también sea posible solicitar préstamos online inmediatos desde dispositivos móviles.

Además de ello, la forma de elegir cantidad y plazo es realmente fácil: dos selectores indican las cifras, que en Credy van desde 50€ a 750€ y desde 1 a 30 días. Por tanto, es el cliente el que elige esas dos condiciones, sin ningún tipo de negociación con intermediarios ni agentes financieros. En definitiva, préstamos fáciles de adquirir, además de rápidos.

Por último, la sencillez de los préstamos online se expresa también a la hora de recibir el dinero: no hay que desplazarse a ningún lugar para retirar el dinero e ingresarlo en el banco, puesto que el dinero solicitado se recibe automáticamente en la cuenta bancaria. Los cheques, pagarés y demás herramientas de cobro están descartados, pues lo único que hacen es complicar y encarecer el minicrédito. Y una vez que se recibe el importe solicitado en la página web, el usuario puede hacer uso de él como quiera. Es decir, que lo puede sacar directamente desde el cajero, puede realizar una transferencia bancaria a otra persona o puede utilizarlo para comprar online.

Gracias en parte a esta facilidad en la aceptación y tramitación de los microcréditos, esta vía de financiación está creciendo enormemente en los últimos años. Y gracias a ellos también, las cifras de Credy son elocuentes: al 90,79% de ratio de aceptación indicado más arriba, se suma el porcentaje de clientes fieles, que asciende a 98,99%. Las cantidades totales siguen subiendo: ya vamos por más de 184.000 préstamos tramitados para una suma total de 64,4 millones de euros concedidos. En definitiva, los préstamos más fáciles de conseguir son los que te ofrece Credy.es. ¡Aprovéchate de ello!

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!