¿Qué son los ratios de solvencia?

Hoy queremos hablaros de los ratios de solvencia, de qué son y de sus características básicas. Como todos sabemos, un ratio financiero es el indicador que nos estable las ventajas y las desventajas de un rasco concreto dentro de unos parámetros de medida preestablecidos. Dentro de ellos, el que hoy nos incumbe es el ratio de solvencia, que es el que mide la capacidad de una empresa cualquiera de hacer frente al pago de todas sus deudas. En otras palabras, si una entidad tuviese que pagar todas sus deudas en un determinado momento, estos ratios determinan si esa empresa tendría activos para poder afrontar todos esos pagos.

Por eso os explicamos cómo calcular el ratio de solvencia y, sobre todo, queremos enseñaros a establecer un diagnóstico de este ratio a partir de su cálculo. A través de una simple fórmula se puede calcular el índice de sus ratios de solvencia y empezar a establecer las conclusiones precisas para saber si su empresa es o no solvente con la situación de sus deudas.

¿qué son los ratios de solvencia?

¿Cómo calcular el ratio de solvencia?

Para calcular el este ratio se debe sumar el activo no corriente más el activo corriente y dividirlo entre la suma del pasivo corriente y el pasivo no corriente. Tras la aplicación de esta fórmula y establecer el cálculo de los ratios de solvencia, llega la hora de las conclusiones.

El resultado ideal de este ratio sería el igual 1,5. Si es menor que ese 1,5 la empresa no es solvente para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. En el caso de que sea mayor, la empresa puede verse en la situación de tener demasiados activos corrientes. Puede darse la situación de que tenga demasiado dinero en caja. Ese dinero, al no estar invertido, puede hacer perder valor a la empresa.

Hay que aclarar dos aspectos. El primero es que una empresa puede tener menos de 1,5 en su ratio pero no tiene por qué estar en una situación de inestabilidad extrema. Simplemente, puede suceder que hayan optado por un modelo de negocio tomando ciertos riesgos en algunas inversiones que no necesariamente tienen que desembocar en una situación delicada.

También debemos aclarar la desagregación entre el largo y el corto plazo. Esto es así porque puede ser interesante que los ratios de solvencia del corto plazo sean superiores a los del largo plazo. Esto aporta a la empresa una capacidad de maniobra en su día a día para hacer frente, con más solvencia, a todas sus obligaciones.

¿Qué hacer en caso de que nuestros ratios de solvencia sean preocupantes?

Son muchas las situaciones que pueden descontrolar nuestra balanza de gastos e ingresos y empezar a generar deudas a corto y a largo plazo. A veces, a pesar de todos los esfuerzos por controlar las cuentas de nuestros negocios, muchas veces nos vemos rodeados de imprevistos que hacer descompensar la situación financiera de nuestra empresa. Los ratios de solvencia bajan y nos vemos imposibilitados de hacer frente a las obligaciones que tiene nuestra empresa en el corto plazo.

Es por eso que desde Credy les presentamos nuestros préstamos personales online, los que mejores condiciones tienen del mercado, tanto como producto financiero, como a nivel de tasas y también todas las ventajas de accesibilidad a ellos.

Vuelve a ser solvente: los mejores préstamos en Credy

Y es que en tan sólo 15 minutos puede disponer de la liquidez necesaria para afrontar alguno de esos imprevistos y pagos urgentes. Podrá disponer del crédito que necesite, el que mejor se adapte a la situación de su empresa actualmente, siempre con un máximo de hasta 800 euros. Y lo mejor de todo es que son créditos de fácil acceso, alejados de esos productos financieros que ofrecen los bancos y para los cuales piden demasiada documentación y exigen respuesta a todo tipo de preguntas incómodas.

Con Credy podrá disponer de efectivo para afrontar las deudas de su empresa en tiempo récord y tan sólo rellenando un pequeño formulario. El préstamo Sin documentación ni tener que desplazarse a su banco para comerse largas colas. Todo sentado desde su sofá y desde la comodidad de su casa para pedir su préstamo urgente. Tan sólo necesita un dispositivo que se conecte a Internet, unos minutos de su tiempo y podrá disponer de la cantidad que solicite en 15 minutos. Credy, a su disposición siempre para su crédito las 24 horas. ¡Pide tu préstamo hoy mismo!

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!