Subvenciones para emprendedores y sus alternativas

Quien tiene o ha tenido una empresa, lo sabe: para que el negocio salga adelante, hace falta un empujón algunas veces, ya sea en el momento de la constitución de la compañía o en situaciones de dificultad. En este artículo hacemos un repaso a algunas de las subvenciones para emprendedores que existen actualmente y algunas de sus alternativas, que por unas cuestiones u otras son más atractivas, como es el caso de nuestro préstamo rápido sin aval.

Ayudas para jóvenes y desempleados, en auge

Fruto de la crisis económica y el fuerte desempleo, las ayudas para emprender se han multiplicado entre los parados, muchos de los cuales son jóvenes debido a las altas tasas de desempleo juvenil. De hecho, no solo son una ayuda a los propios emprendedores sino también una forma de aliviar el fuerte gasto que sufren las arcas del estado con las prestaciones a parados.

Cada región y cada institución establece las condiciones que debe reunir un joven para poder acogerse a determinadas ayudas, aunque lo más habitual es tener una edad inferior a 30 años y presentar un proyecto con un fuerte componente innovador. Las ayudas no solo se presentan en forma de créditos a fondo perdido o préstamos blandos, sino que también suelen ofrecer asesoría fiscal y legal o dotaciones para infraestructuras. En el caso de los desempleados adultos, una posibilidad que se suele ofrecer es capitalizar el paro, es decir, reunir las prestaciones por paro que quedan por cobrar e invertirlas en los gastos de constitución y funcionamiento de la empresa.

Emprendedor solicitando un minicrédito

Tecnología, un campo con muchas subvenciones para emprendedores

El mundo de la tecnología es fuente de oportunidades para los emprendedores más sagaces y brillantes: aplicaciones para móvil, software, hardware, servicios telemáticos y una gran variedad de opciones que suelen contar con el respaldo económico de muchas instituciones.

Es el caso de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), que ofrece ayudas de muy variado tipo e importe, pudiendo alcanzar los 30.000 euros en algunos casos. Por su parte, el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) apuesta por tender la mano a las empresas de reciente creación con préstamos blancos (Euribor + 0,1€). Fuera de nuestras fronteras, la Unión Europea también se muestra decidida a dar subvenciones para emprendedores en esta materia: el programa Horizon 2020 otorga numerosas ayudas para las empresas con un componente innovador interesante.

ICO, para quienes necesitan financiación

Lo que más necesiten probablemente aquellos que inicien una actividad es la financiación. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es el organismo estatal encargado de hacer más fácil el acceso a ella, independientemente del campo en el que se emprenda o la edad de los solicitantes. Basta con que el proyecto presentado sea viable y que el dinero solicitado se destine a obtener liquidez o financiar inversiones productivas.

prestamos ico y sus alternativas

Inconvenientes de estas subvenciones para emprendedores: la burocracia

Como suele ocurrir en la mayoría de los trámites que se hacen con la Administración Pública, en cualquiera de sus niveles, el principal escollo que han de superar los emprendedores que soliciten la subvención es la burocracia. Impresos interminables, documentación muy exhaustiva y plazos y horarios muy rígidos, lo que dificulta muchas veces la mera solicitud.

Por otro lado, otra de las grandes críticas que se hace a este sistema es el riesgo de crear una ‘cultura de la subvención’ que, como ya ocurre en algunos sectores, provoca el efecto contrario: no solo no se dinamiza la economía sino que puede provocar que se ‘acomoden’ quienes están a cargo de una empresa, en vez de promover la competencia y la continua superación en calidad y rentabilidad. Es por ello que muchos expertos en la materia prefieren que las ayudas vengan a través de desgravaciones fiscales o a través de entidades particulares.

Alternativas a las subvenciones del Estado

Existen otras soluciones de financiación más accesibles para pequeños emprendedores o para pymes con necesidades muy específicas. Es el caso de los préstamos rápidos sin nómina, ni aval, ni otros documentos, tales como certificados de haberes o declaraciones juradas. Estos créditos inmediatos online se solicitan online y se reciben de manera casi inmediata y automática en la cuenta bancaria, sin necesidad de acudir a ninguna oficina física y en cualquier momento del día o la semana.
Credy.es es el mejor ejemplo de ello: el 98,99% de los clientes son fieles y consideran estos préstamos online una buena solución para imprevistos, para gastos puntuales o como financiación rápida y cómoda ante pequeñas inversiones. Son, en la práctica, subvenciones para emprendedores de hasta 750 euros y a devolver en un plazo máximo de 30 días. Una opción mucho más recomendable que comprometer dinero personal o familiar, y mucho más sencilla que sumergirte en los tediosos papeleos que solicitan los ministerios, las comunidades autónomas o los municipios, ya sea con la mediación de las entidades bancarias tradicionales o no.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!